la clave

volumen, variedad
y velocidad

Tecnología para ingestar cantidades enormes de datos de fuentes dispares en tiempo real
e Inteligencia Artificial para explotarlos.

Recibimos o vamos a buscar datos de múltiples fuentes, proveedores, con diversos formatos, normalizados o no, con estructuras constantes o variables. En tiempo real los introducimos en almacenes distribuidos de datos (MongoDB o Hadoop). Sobre estos sistemas distribuidos se puede aplicar clasificación automática mediante computación distribuida y algoritmos de Machine Learning o llevar subconjuntos de datos a bases relacionales para normalizarlos, limpiarlos, encontrar coincidencias y obtener así la visión 360º de un individuo. Todo depende del objetivo de la búsqueda, podemos querer codificar automáticamente comentarios o respuestas a preguntas de satisfacción, detectar qué cliente tiene probabilidades altas de causar baja de un servicio, e incluso predecir la mejor fecha para una cosecha.

Mediante los sistemas distribuidos en cloud podemos optimizar la potencia y el tamaño de los recursos, adaptandonos a las necesidades del cliente.

En cada caso aplicamos Machine Learning comparando los diferentes clasificadores y eligiendo el que mejor resultados produce.